Es muy común que los ductos del sistema de ventilación en una oficina jueguen un papel importante en el resguardo o proliferación de gérmenes, bacterias y enfermedades entre los ocupantes. Es necesario inspeccionar regularmente estos sistemas de aire, cambiar serpentín, evaporador, banco de filtros,...